Gimli

Gimli tiene los ojos de un halcón y los oídos de un zorro. Bueno… más o menos. Desconfía enormemente de los elfos, pero cuando la Comunidad decide poner rumbo a Mordor, Gimli se dispone a luchar sin escrúpulos junto a Legolas. Puede que su estatura sea inferior a la de sus compañeros, pero es fuerte como un buey y tremendamente ágil a la hora de balancear y lanzar sus hachas contra cualquiera que ponga en peligro a sus amigos o su misión. ¡No importa cuan alto pueda ser! Haga lo que haga, Gimli se compromete hasta las últimas consecuencias.